Para que el lector pueda visualizar lo que sucedió en el monte durante la dádiva de la ley de Dios he hecho una diagrama que le puede ayudar tener claridad.

Y subió Moisés con Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; (En el monte Sinaí cuando Dios dio su ley a Moisés los setenta ancianos subieron con él hasta cierto punto y Moisés subió a la cumbre donde Dios le reveló su ley. Ex. 24:10)

Los príncipes de Judá son como los que mueven los linderos; Sobre ellos derramaré Mi furor como agua. (Oseas 5:10 NBH)

¿Se juntará contigo el trono de iniquidades Que hace agravio bajo forma de ley? (Salmos 94:20 RV1960)

 ¿Se juntará contigo el trono de iniquidades, que forma agravio por ley? (Salmos 93:20 RVG ) Trono de anomias (anti-ley o la no ley ley) Esto en muchos casos es el estado civil moderno, humanista y más y más seguidor y legislador de la lex antichristi1

Wyclife en su introducción a su traducción de la biblia en Inglés dijo: Cuando Wyclif escribió de su Biblia en inglés que «Esta Biblia es para el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo», su enunciado no atrajo ninguna aten- ción en lo que tiene que ver con su énfasis sobre la centralidad de la ley bíblica. El que la ley debía ser la ley de Dios era algo que todos creían; el alejamiento de Wyclif de la opinión aceptada fue que el mismo pueblo no solo debería leer y saber esa ley sino que también debería, en algún sentido, gobernar y también ser gobernado por ella. En este punto, Heer tiene razón al decir que «Wycliffe y Hus fueron los primeros en demostrarle a Europa la posibilidad de una alianza entre la universidad y el anhelo de salvación de las personas. Fue la libertad de Oxford lo que sostuvo a Wyclif»2. El asunto tenía menos que ver con la iglesia o el estado que con gobernar por la palabra-ley de Dios.3

Antes de hablar de la relación de la ley Divina y su relación con las setenta naciones tenemos que definir lo que queremos decir por ley. También debemos considerar la pregunta de ¿dónde viene la ley? Blackstone define ley como “reglas para la acción humana o conducta.” (Sir William Blackstone (1723-1780) Commentaries on the Laws of England (Comentarios sobre las leyes de Inglaterra). Me parece muy general y le falta “hutzpah” fuerza o mejor audacia. H. B. Clark en su libro “Biblical Law”4 la define como “la regla o cuerpo de reglas para el gobierno de la vida humana, prescribiendo los derechos y deberes y regulando la conducta.” Frederic Bastiat en “La Ley5” define ley como “la organización colectiva del derecho individual a tener una defensa legal” (Bastiat, Frederic, The Law). El ateo y humanista Oliver Wendell Holmes consideraba la ley como “la predicción o profecía de lo que una corte o oficial de la ley haría a un hombre si hizo algo o dejó de hacer ciertas cosas.” (Holmes Collected Legal Papers (1920) Patético y la norma para los humanistas anti-nomios. Holmes también dijo que su The Common Law (La Ley Común) (1881) que: “La vida de la ley no ha sido lógica: ha sido experiencia.”6 Otros como Max Radin en Law as Logic and Experience (Ley como Lógica y Experiencia) ven la ley como lógica, lógica siendo la manifestación de un orden eterno y racional de la ley y justicia. Esto es la ley humanista la ley que salta del corazón corrupto y caído del corazón humano (Jeremías 17:9 Más engañoso que todo, es el corazón, Y sin remedio; ¿Quién lo comprenderá?). Proverbios 28:26 El que confía en su propio corazón es necio; mas el que camina en sabiduría, será librado. No hay Dios en su sistema sino principios e ideales eternos o peor circunstancias o existenciales. La pregunta de un millón es: ¿De dónde vienen estos principios eternos? Radin dice que “no podemos declarar la experiencia humana excepto en términos de alguna generalidad que involucra la lógica.” (Max Radin: Law as Logic and Experience, p. 98. New Haven: Yale University Press, 1040. Citado pagina 97 de Rushdoony Guilt and Pity) Me parece patético y trágico el deseo del hombre de siempre buscar la ley por todo lado y en todo lugar menos la ley Divina dada en la Palabra de Dios. Y es más trágico o mejor dicho patéticos los mal llamados “legisladores” cristianos de los países occidentales creen que la ley debe salir de la asamblea legislativa. Ellos ignorantes de la ley divina son “legisladores” originales. (Levítico 26:43; Oseas 8:12; Jeremías 6:19; Proverbios 1:8; 4:2,6:20 instrucción es Torá; Ezequiel 20:13,14,24) El humanismo que es una religión falsa siempre busca establecer su propia justicia y su propia ley. (Romanos 10:3, Génesis 3:5) Seréis como Dios, determinando para si el bien y el mal. (Interpretación de Abraham Kuyper según Rousas John Rushdoony)

¿De dónde viene la ley? La ley en toda cultura tiene su origen en la religión de esta cultura. Es más podemos decir que “dime la fuente de la ley de tal o cual país o sociedad y te diré su dios o Dios”. La ley nace de la moral de un pueblo o sociedad y la moral de dicho pueblo nace de su fe o religión y su fe o religión nace de su concepto sobre la realidad final. No existe ley en ninguna cultura de la tierra, aunque sea atea que no sea religiosa. El concepto de un pueblo sobre la realidad última determina la naturaleza de su ley.7 La ley puede venir del Dios de la Biblia (1 Reyes 2:3; Ex. 13:18) o puede al final venir del hombre caído y pecador de manera colectiva o singular o de demonios que pretenden ser dioses. (Col. 2:22; 1 Timoteo 4:1) No hay alternativa y esto incluye la ley Sharíah y todas las demás leyes.

Uno de los problemas del cristianismo moderno, es decir pos-ilustración es que es un Cristianismo sin ley. La ley para la mayoría de cristianos proviene del estado humanista idólatra. Sí el pueblo de Dios es la unión de todos aquellos que han sido justificados por la fe y por lo tanto es el cuerpo de todos aquellos que han sido “traslados al reino de su amado hijo” (Col 1:13) Somos el pueblo de su Reino- Y sí entendemos que el reino de Dios y más grande que su pueblo. Pero como su pueblo, sus virreyes (sacerdotes y reyes) ¿cómo podemos ser un ekklesía que por definición en griego es la reunión del demos, la gente llamado fuera para constituir el cuerpo político de la ciudad / estado, que se reúne para propósitos políticos, es decir para el gobierno de la ciudad/estado. (ver discusión en el próximo capítulo) y no tener ninguna ley fuera de la ley del estado secular? Un reino sin ley no es ningún reino! Me parece que básicamente existen dos cuerpos políticos en el mundo… el cuerpo político de como entidad corporativa se constituye el estado o Leviatán como lo llamó Thomas Hobbes o el “cuerpo político” (ver wikipedia Cuerpo Político y su relación con Leviatán) de Jesús el pueblo de Dios, la nueva Jerusalén, las naciones unidas en el Rey Jesús que tienen a Jesús como cabeza y toda la Iglesia Universal como su cuerpo. Dice Pablo que esta unión es tan poderoso que debe tener ta panta bajo sus pies. (ver Efesios 1:22-23 22Y todo lo sometió bajo Sus pies, y a El lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es Su cuerpo, la plenitud de Aquél que lo llena todo en todo. Y otra vez en Efesios 2:14 donde Pablo habla de único nuevo hombre (anthropon) que es la Iglesia. La Iglesia no es un

¿La ley de Dios fue entregada a Israel sólo para Israel o tenía que ser la ley para la Iglesia y para todas las naciones? La respuesta a esta pregunta es determinante para los problemas de orden social, ley, economía, educación y política en los países cristianos del mundo entero. Rushdoony en la Introducción a sus Institutos de la Ley Bíblia dice que cualquier esfuerzo de entender la civilización occidental sin el impacto que tuvo la ley Bíblica en ella y sobre ella es la búsqueda de una historia ficticia y el rechazo de veinte siglos y su progreso correspondiente. (Rushdoony página 2) ¿Debemos ser gobernados el pretendido “pluralismo de principios” como nos quiere vender John Coffey (The Evangelical Quaterly, Vol. LXIX, No. 1, pp. 39-62, citado página 9 en “A Defense of the Christian State: the Case Against Principle Pluralism and the Christian Alternative” by Stephen C. Perks. ) o la Ley-Palabra de Dos.

Podemos resolver esta cuestión desde el momento que fue dada la ley y lo vamos a hacer. Pero para estar seguro vamos a dar mucho más razón exegética y bíblica.

1 Entonces Dios dijo a Moisés:“Sube hacia el SEÑOR, tú y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel, y adorarán desde lejos.

2 “Sin embargo, Moisés se acercará solo al SEÑOR. Ellos no se acercarán, ni el pueblo subirá con él.”

3 Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras del SEÑOR y todas las ordenanzas. Todo el pueblo respondió a una voz, y dijo:“Haremos todas las palabras que el SEÑOR ha dicho.”

4 Moisés escribió todas las palabras del SEÑOR. Levantándose muy de mañana, edificó un altar al pie del monte, con doce columnas por las doce tribus de Israel.

5 Y envió jóvenes Israelitas, que ofrecieron holocaustos y sacrificaron novillos como ofrendas de paz al SEÑOR.

6 Moisés tomó la mitad de la sangre y la puso en vasijas, y la otra mitad de la sangre la roció sobre el altar.

7 Luego tomó el Libro del Pacto y lo leyó a oídos del pueblo, y ellos dijeron:“Todo lo que el SEÑOR ha dicho haremos y obedeceremos.”

8 Entonces Moisés tomó la sangre y la roció sobre el pueblo, y dijo:“Esta es la sangre del pacto que el SEÑOR ha hecho con ustedes, según todas estas palabras.”

9 Y subió Moisés con Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel;

10 y vieron al Dios de Israel. Debajo de Sus pies había como un embaldosado de zafiro, tan claro como el mismo cielo.

11 Pero El no extendió Su mano contra los príncipes de los Israelitas. Ellos vieron a Dios, y comieron y bebieron.

12 Y el SEÑOR dijo a Moisés:“Sube hasta Mí, al monte, y espera allí, y te daré las tablas de piedra con la ley y los mandamientos que he escrito para instrucción de ellos.”

13 Moisés se levantó con Josué su ayudante, y subió Moisés al monte de Dios,

14 y dijo a los ancianos:“Espérennos aquí hasta que volvamos a ustedes. Aarón y Hur estarán con ustedes. El que tenga algún asunto legal, acuda a ellos.”

15 Entonces Moisés subió al monte, y la nube cubrió el monte.

16 Y la gloria del SEÑOR reposó sobre el Monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días. Al séptimo día, Dios llamó a Moisés de en medio de la nube.

17 A los ojos de los Israelitas la apariencia de la gloria del SEÑOR era como un fuego consumidor sobre la cumbre del monte.

18 Moisés entró en medio de la nube, y subió al monte. Moisés estuvo en el monte cuarenta días y cuarenta noches.

(Ex. 24:1-18)

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe las noticias e informaciones frescas y actualizaciones importantes.

Éxito, estas suscrito a nuestro boletín Ta Panta Informa

Share This
%d bloggers like this: