La Ley de Dios para las Setenta Naciones

Y subió Moisés con Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; (En el monte Sinaí cuando Dios dio su ley a Moisés los setenta ancianos subieron con él hasta cierto punto y Moisés subió a la cumbre donde Dios le reveló su ley. Ex. 24:10)

Los príncipes de Judá son como los que mueven los linderos; Sobre ellos derramaré Mi furor como agua. (Oseas 5:10 NBH)

¿Se juntará contigo el trono de iniquidades Que hace agravio bajo forma de ley? (Salmos 94:20 RV1960)

 ¿Se juntará contigo el trono de iniquidades, que forma agravio por ley? (Salmos 93:20 RVG ) Trono de anomias (anti-ley o la no ley ley) Esto en muchos casos es el estado civil moderno, humanista y más y más seguidor y legislador de la lex antichristi1

Wyclife en su introducción a su traducción de la biblia en Inglés dijo: Cuando Wyclif escribió de su Biblia en inglés que «Esta Biblia es para el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo», su enunciado no atrajo ninguna aten- ción en lo que tiene que ver con su énfasis sobre la centralidad de la ley bíblica. El que la ley debía ser la ley de Dios era algo que todos creían; el alejamiento de Wyclif de la opinión aceptada fue que el mismo pueblo no solo debería leer y saber esa ley sino que también debería, en algún sentido, gobernar y también ser gobernado por ella. En este punto, Heer tiene razón al decir que «Wycliffe y Hus fueron los primeros en demostrarle a Europa la posibilidad de una alianza entre la universidad y el anhelo de salvación de las personas. Fue la libertad de Oxford lo que sostuvo a Wyclif»2. El asunto tenía menos que ver con la iglesia o el estado que con gobernar por la palabra-ley de Dios.3

Antes de hablar de la relación de la ley Divina y su relación con las setenta naciones tenemos que definir lo que queremos decir por ley. También debemos considerar la pregunta de ¿dónde viene la ley? Blackstone define ley como “reglas para la acción humana o conducta.” (Sir William Blackstone (1723-1780) Commentaries on the Laws of England (Comentarios sobre las leyes de Inglaterra). Me parece muy general y le falta “hutzpah” fuerza o mejor audacia. H. B. Clark en su libro “Biblical Law”4 la define como “la regla o cuerpo de reglas para el gobierno de la vida humana, prescribiendo los derechos y deberes y regulando la conducta.” Frederic Bastiat en “La Ley5” define ley como “la organización colectiva del derecho individual a tener una defensa legal” (Bastiat, Frederic, The Law). El ateo y humanista Oliver Wendell Holmes consideraba la ley como “la predicción o profecía de lo que una corte o oficial de la ley haría a un hombre si hizo algo o dejó de hacer ciertas cosas.” (Holmes Collected Legal Papers (1920) Patético y la norma para los humanistas anti-nomios. Holmes también dijo que su The Common Law (La Ley Común) (1881) que: “La vida de la ley no ha sido lógica: ha sido experiencia.”6 Otros como Max Radin en Law as Logic and Experience (Ley como Lógica y Experiencia) ven la ley como lógica, lógica siendo la manifestación de un orden eterno y racional de la ley y justicia. Esto es la ley humanista la ley que salta del corazón corrupto y caído del corazón humano (Jeremías 17:9 Más engañoso que todo, es el corazón, Y sin remedio; ¿Quién lo comprenderá?). Proverbios 28:26 El que confía en su propio corazón es necio; mas el que camina en sabiduría, será librado. No hay Dios en su sistema sino principios e ideales eternos o peor circunstancias o existenciales. La pregunta de un millón es: ¿De dónde vienen estos principios eternos? Radin dice que “no podemos declarar la experiencia humana excepto en términos de alguna generalidad que involucra la lógica.” (Max Radin: Law as Logic and Experience, p. 98. New Haven: Yale University Press, 1040. Citado pagina 97 de Rushdoony Guilt and Pity) Me parece patético y trágico el deseo del hombre de siempre buscar la ley por todo lado y en todo lugar menos la ley Divina dada en la Palabra de Dios. Y es más trágico o mejor dicho patéticos los mal llamados “legisladores” cristianos de los países occidentales creen que la ley debe salir de la asamblea legislativa. Ellos ignorantes de la ley divina son “legisladores” originales. (Levítico 26:43; Oseas 8:12; Jeremías 6:19; Proverbios 1:8; 4:2,6:20 instrucción es Torá; Ezequiel 20:13,14,24) El humanismo que es una religión falsa siempre busca establecer su propia justicia y su propia ley. (Romanos 10:3, Génesis 3:5) Seréis como Dios, determinando para si el bien y el mal. (Interpretación de Abraham Kuyper según Rousas John Rushdoony)

¿De dónde viene la ley? La ley en toda cultura tiene su origen en la religión de esta cultura. Es más podemos decir que “dime la fuente de la ley de tal o cual país o sociedad y te diré su dios o Dios”. La ley nace de la moral de un pueblo o sociedad y la moral de dicho pueblo nace de su fe o religión y su fe o religión nace de su concepto sobre la realidad final. No existe ley en ninguna cultura de la tierra, aunque sea atea que no sea religiosa. El concepto de un pueblo sobre la realidad última determina la naturaleza de su ley.7 La ley puede venir del Dios de la Biblia (1 Reyes 2:3; Ex. 13:18) o puede al final venir del hombre caído y pecador de manera colectiva o singular o de demonios que pretenden ser dioses. (Col. 2:22; 1 Timoteo 4:1) No hay alternativa y esto incluye la ley Sharíah y todas las demás leyes.

Uno de los problemas del cristianismo moderno, es decir pos-ilustración es que es un Cristianismo sin ley. La ley para la mayoría de cristianos proviene del estado humanista idólatra. Sí el pueblo de Dios es la unión de todos aquellos que han sido justificados por la fe y por lo tanto es el cuerpo de todos aquellos que han sido “traslados al reino de su amado hijo” (Col 1:13) Somos el pueblo de su Reino- Y sí entendemos que el reino de Dios y más grande que su pueblo. Pero como su pueblo, sus virreyes (sacerdotes y reyes) ¿cómo podemos ser un ekklesía que por definición en griego es la reunión del demos, la gente llamado fuera para constituir el cuerpo político de la ciudad / estado, que se reúne para propósitos políticos, es decir para el gobierno de la ciudad/estado. (ver discusión en el próximo capítulo) y no tener ninguna ley fuera de la ley del estado secular? Un reino sin ley no es ningún reino! Me parece que básicamente existen dos cuerpos políticos en el mundo… el cuerpo político de como entidad corporativa se constituye el estado o Leviatán como lo llamó Thomas Hobbes o el “cuerpo político” (ver wikipedia Cuerpo Político y su relación con Leviatán) de Jesús el pueblo de Dios, la nueva Jerusalén, las naciones unidas en el Rey Jesús que tienen a Jesús como cabeza y toda la Iglesia Universal como su cuerpo. Dice Pablo que esta unión es tan poderoso que debe tener ta panta bajo sus pies. (ver Efesios 1:22-23 22Y todo lo sometió bajo Sus pies, y a El lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es Su cuerpo, la plenitud de Aquél que lo llena todo en todo. Y otra vez en Efesios 2:14 donde Pablo habla de único nuevo hombre (anthropon) que es la Iglesia. La Iglesia no es un

¿La ley de Dios fue entregada a Israel sólo para Israel o tenía que ser la ley para la Iglesia y para las naciones? La respuesta a esta pregunta es determinante para los problemas de orden social, ley, economía, educación y política en los países cristianos del mundo entero. Rushdoony en la Introducción a sus Institutos de la Ley Bíblia dice que cualquier esfuerzo de entender la civilización occidental sin el impacto que tuvo la ley Bíblica en ella y sobre ella es la búsqueda de una historia ficticia y el rechazo de veinte siglos y su progreso correspondiente. (Rushdoony página 2) ¿Debemos ser gobernados el pretendido “pluralismo de principios” como nos quiere vender John Coffey (The Evangelical Quaterly, Vol. LXIX, No. 1, pp. 39-62, citado página 9 en “A Defense of the Christian State: the Case Against Principle Pluralism and the Christian Alternative” by Stephen C. Perks. ) o la Ley-Palabra de Dos.

Podemos resolver esta cuestión desde el momento que fue dada la ley y lo vamos a hacer. Pero para estar seguro vamos a dar mucho más razón exegética y bíblica.

1 Entonces Dios dijo a Moisés:“Sube hacia el SEÑOR, tú y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel, y adorarán desde lejos.

2 “Sin embargo, Moisés se acercará solo al SEÑOR. Ellos no se acercarán, ni el pueblo subirá con él.”

3 Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras del SEÑOR y todas las ordenanzas. Todo el pueblo respondió a una voz, y dijo:“Haremos todas las palabras que el SEÑOR ha dicho.”

4 Moisés escribió todas las palabras del SEÑOR. Levantándose muy de mañana, edificó un altar al pie del monte, con doce columnas por las doce tribus de Israel.

5 Y envió jóvenes Israelitas, que ofrecieron holocaustos y sacrificaron novillos como ofrendas de paz al SEÑOR.

6 Moisés tomó la mitad de la sangre y la puso en vasijas, y la otra mitad de la sangre la roció sobre el altar.

7 Luego tomó el Libro del Pacto y lo leyó a oídos del pueblo, y ellos dijeron:“Todo lo que el SEÑOR ha dicho haremos y obedeceremos.”

8 Entonces Moisés tomó la sangre y la roció sobre el pueblo, y dijo:“Esta es la sangre del pacto que el SEÑOR ha hecho con ustedes, según todas estas palabras.”

9 Y subió Moisés con Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel;

10 y vieron al Dios de Israel. Debajo de Sus pies había como un embaldosado de zafiro, tan claro como el mismo cielo.

11 Pero El no extendió Su mano contra los príncipes de los Israelitas. Ellos vieron a Dios, y comieron y bebieron.

12 Y el SEÑOR dijo a Moisés:“Sube hasta Mí, al monte, y espera allí, y te daré las tablas de piedra con la ley y los mandamientos que he escrito para instrucción de ellos.”

13 Moisés se levantó con Josué su ayudante, y subió Moisés al monte de Dios,

14 y dijo a los ancianos:“Espérennos aquí hasta que volvamos a ustedes. Aarón y Hur estarán con ustedes. El que tenga algún asunto legal, acuda a ellos.”

15 Entonces Moisés subió al monte, y la nube cubrió el monte.

16 Y la gloria del SEÑOR reposó sobre el Monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días. Al séptimo día, Dios llamó a Moisés de en medio de la nube.

17 A los ojos de los Israelitas la apariencia de la gloria del SEÑOR era como un fuego consumidor sobre la cumbre del monte.

18 Moisés entró en medio de la nube, y subió al monte. Moisés estuvo en el monte cuarenta días y cuarenta noches.

(Ex. 24:1-18)

Para que el lector pueda visualizar lo que sucedió en el monte he hecho una diagrama que le puede ayudar tener claridad.

Cuando Dios da su ley en el gran día de Shavuot (Fiesta de las Semanas que es el anti-tipo del Antiguo Testamento del Pentecostés en el Nuevo Testamento. Esto es el primer pentecostés no Números 11:16-17 como dice Joe Boot en su magnífico libro The Mission of God: a manifesto of hope for society8. Los Judíos hasta el día de hoy consideran la dádiva de la ley en el mont Sinaí su primer Shavuot fiesta de semanas que corresponde a la fiesta de Pentecostés en el Nuevo Testamento. ) en el Monte Sinaí estaba dando su ley para Israel y las setenta naciones. Piensa mi querido lector en la implicación por lógica por consecuencia necesaria de este hecho. La ley de Dios dado en Sinaí fue dado para Israel y para todas las naciones! Shavuot fue llamado la fiesta de Mattan Torah (??? ????), “la entrega de la Torá” Hasta el día de hoy durante la fiesta de Shavuot las sinagogas judíos leen la historia de los Diez Mandamiento en Éxodo 19 y 20. Es evidente por los detalles de texto Bíblico de Éxodo 24 que la ley fue dada primero para Israel y luego por medio de Israel a las naciones gentiles. Israel tenían que ser una nación misionera de sacerdotes (Romanos 15:16 para ser ministro de Cristo Jesús a los Gentiles, ministrando a manera de sacerdote el evangelio de Dios, a fin de que la ofrenda que hago de los Gentiles sea aceptable, santificada por el Espíritu Santo. )Vemos Moisés como mediador del pacto arriba a solas con la Divinidad. Dios dijo a Moisés:“Sube hacia el SEÑOR (versículo 1). Los protagonistas presentes son: Entonces Dios dijo a Moisés:“Sube hacia el SEÑOR, tú y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel, y adorarán desde lejos. (Ex.24:1) Además de Moisés tenemos Aarón el sumo sacerdote y sus dos hijos Nadab y Abiú. De ahí vemos la importancia del número 72 además del número 70 en la Biblia y en la vida de su pueblo Israel. Son setenta ancianos más los dos hijos de Aarón. Aarón figura en otros lugares como tipo del Rey Jesús en su ministerio de sumo sacerdote, mediador del nuevo pacto. ¡Jesús es sacerdote y sacrificio! Vemos los setenta ancianos que nos ayuda interpretar Éxodo 19: 5-6 5`Ahora pues, si en verdad escuchan Mi voz y guardan Mi pacto, serán Mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque Mía es toda la tierra. 6 `Ustedes serán para Mí un reino de sacerdotes y una nación santa.’ Estas son las palabras que dirás a los Israelitas.” Israel sería un reino de de misioneros Sacerdotes, una NACIÓN APOSTÓLICA por decirlo así. Dios recuerda a las naciones que la tierra es suyo. El es propietario en virtud de ser Creador y Rey, Monarca absoluto, Soberano sobre todo. ¿Para quien y quienes serán sacerdotes? Para Dios (Ex. 19:44; ver una concordancia “bendecir al Señor”, “ofrecer a Dios”) y las 70 naciones. En el libro de Romanos capítulo 15:16 Pablo toma este concepto lo aplica a si mismo llamándose un ministro (griego: jeirurgeo: ????????? jeerourgéo; de un compuesto de G2411 y la base de G2041; obrero del templo, i.e., oficiar como sacerdote (fig.): — ministrar, ministro.) de Cristo Jesús a los Gentiles (ethnos), ministrando a manera de sacerdote el evangelio de Dios, a fin de que la ofrenda que hago de los Gentiles sea aceptable, santificada por el Espíritu Santo. Los hijos de Israel entonces ministrarían a Dios y todas las naciones de la tierra. La proposición profética de Éxodo 24 revela esto con clara luz. La ley-palabra de Dios tenía que fluir del “monte de la casa del Señor” a las setenta naciones.

Vemos en forma simbólico las 12 tribus en las doce columnas que Dios mandó Moisés a ereguir. Cada tribu tenía que soportar la ley – palabra de Dios y mostrarla a las naciones. Pero vemos también las 12 tribus y las 70 naciones ofrecidas en el altar de Dios. El Rey Jesús cuando muere en la Cruz representa a las 12 tribus y las 70 naciones. Están en El cuando Dios derrama su ira y su castigo sobre el Hijo de Hombre entregado como sacrificio para todos. En El mueren Israel y las 70 naciones (y cada ser humano). Es por esto que Pablo declara que ahora la “18 ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad. (Romanos 1:18)

La verdad que Dios propone a su pueblo es que su ley, es ley de las 70 naciones también y tiene que ser propagada y proclamada a través de un sacrificio final por medio de las 12 tribus y 70 ancianos y todo el pueblo de Israel a las naciones de la tierra. El mero hecho de seleccionar 70 ancianos debería alertar cualquier Rabino, escriba o profeta que su misión es ser “luz a las naciones”. Su misión es alumbrar las tinieblas de las naciones con la ley de la ley de Dios, Torá.

Ahora bien podríamos parar aquí y sería suficiente para aquel que tiene oídos para oír. Pero existe un problema teológico aquí para la Iglesia del Nuevo Testamento o pacto renovado. Es que Hebreos 12:18-24 dice que:

18 Porque ustedes no se han acercado a un monte que se puede tocar, ni a fuego ardiente, ni a tinieblas, ni a oscuridad, ni a torbellino,

19 ni a sonido de trompeta, ni a ruido de palabras tal, que los que oyeron rogaron que no se les hablara más.

20 Porque ellos no podían soportar el mandato:“SI AUN UNA BESTIA TOCA EL MONTE, SERA APEDREADA.”

21 Tan terrible era el espectáculo, que Moisés dijo:“ESTOY ATERRADO Y TEMBLANDO.”

22 Ustedes, en cambio, se han acercado al Monte Sion y a la ciudad del Dios vivo, la Jerusalén celestial, y a miríadas de ángeles,

23 a la asamblea general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos, y a Dios, el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos ya perfectos,

24 y a Jesús, el mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la sangre de Abel.

(Hebreos 12:18-24)

La Ecclesía (o ekklesía) de Dios no habita espiritualmente en el Sinaí, el monte aterrador que causa espanto y temor con sus rayos, truenos, sonido de bocina, y voces (¿70 voces en 70 lenguas?) sino en el Monte Sion en la Ciudad Celestial, la Nueva Jerusalén el monte del Reino de Dios. Esto nos lleva a Isaías 2:1-3

2 Acontecerá en los postreros días, Que el monte de la casa del SEÑOR Será establecido como cabeza de los montes. Se alzará sobre los collados, Y confluirán a él todas las naciones.

3 Vendrán muchos pueblos, y dirán:“Vengan, subamos al monte del SEÑOR, A la casa del Dios de Jacob, Para que nos enseñe acerca de Sus caminos, Y andemos en Sus sendas.” Porque de Sion saldrá la ley (la instrucción), Y de Jerusalén la palabra del SEÑOR.

4 El juzgará entre las naciones, Y hará decisiones por muchos pueblos. Forjarán sus espadas en rejas de arado, Y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, Ni se adiestrarán más para la guerra. (Isaías 2:2-4 , Véase también Miqueas 4:1-4) Cada uno se sentará bajo su parra Y bajo su higuera, Y no habrá quien los atemorice, Porque la boca del SEÑOR de los ejércitos ha hablado.

El monte de la casa del SEÑOR, ¿Qué monte es? Es obviamente por el texto el monte Sion. Y esto nos lleva a la verdad de que el monte espiritual de la Iglesia no es Sinaí sino Sion el monte de donde había que salir la ley-palabra de Dios. Note por favor que el profeta Isaías usa un método literario de paralelismo Porque de Sion saldrá la ley (la instrucción), Y de Jerusalén la palabra del SEÑOR. Aquí es profeta utiliza como intercambiables la palabra ley y la palabra palabra. De ahí vamos a usar a menudo para que nuestros lectores empiecen a entender que la palabra de Dios es una ley-palabra. Toda la palabra de Dios, los 66 libros es la ley de Dios para panta ta ethne, todas las naciones.

Es menester que notemos que es en el tiempo de los últimos días cuando la ley de Dios saldrá de Sion a las naciones. La estructura que fue edificada sobre el monte de Sion fue el Tabernáculo de David ( 2 Samuel 6:17; 2 Cr. 15:1; 16:1, 2 Sam 5:7). La Biblia llama a Sion la ciudad de David, la ciudad del Gran Rey! Trataremos el tema del Tabernáculo de David y su relación con el Reino de Dios y las Setenta Naciones con lujo de detalles en el capítulo XXX cuando establecemos con precisión matemática que la restauración del tabernáculo de David prometido en Amos 9:11-15 es la Iglesia Neo-testamentaria. Aceptemos esta verdad por ahora sólo por razón de iniciar la discusión. Sí es así es de la Iglesia Neo-testamentaria la estructura de donde ha de salir la ley – palabra de Dios a las naciones. Israel nunca cumplió esta comisión o a la mejor de manera muy limitada. No fue capaz sin la Revelación del Mesías en su primera vendida y sin el poder del Espíritu Santo que fue derramado en el Shavuot o Pentecostés neotestamentario cuando Dios escribió su ley el el corazón de los discípulos y les dio su dunamis (poder) para predicar la buena nueva de su Reino a las naciones y a empezar a discipular cada una en términos de la Ley de Dios. Y así queda establecido que la ley de Dios es la ley de todas las naciones.

Es interesante que según el Talmud Babilónico Shabbath 88b R. Johanan dijo: ¿Que significa el verso, “El Señor daba palabra: Grande era el ejército de aquellos que la publicaban? 7  — Cada palabra que salió del Omnipotente fue dividida en 70 idiomas.8  La Escuela de R. Ishmael enseñó: Y como un martillo que quebranta la roca en pedazos,9  como un martillo fue dividido en muchas chispas,10  de tal manera que cada palabra que salio del Santo, bendito sea el Señor, fue dividida en setenta idiomas. 11

Otro Midrash nos dice que cada persona escuchó la voz de Dios de manera diferente, cada uno en su propia mente y lengua (Shemot Rabbah 5.9). Números Rabbah 13:3 habla de 70 modos (panim: rostros) de exposición. Esta idea, parece que tuvo su origen en la tradición judía.

Ahora en el Nuevo Testamento Dios manda a todos los hombres a arrepentirse y de recibir el perdón de pecados. Una vez perdonado debemos procurar de ser discípulos de Dios y cumplir la justicia de la ley por su Espíritu. Véase 8:4 para que el requisito de la Ley se cumpliera en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

La ley de Dios desde el inicio fue el estándar de Dios para todas las naciones.

Vea Dt. 4:6-8 Miren, yo les he enseñado estatutos y decretos tal como el SEÑOR mi Dios me ordenó, para que así los cumplan en medio de la tierra en que van a entrar para poseerla. 6 “Así que guárdenlos y pónganlos por obra, porque ésta será su sabiduría y su inteligencia ante los ojos de los pueblos que al escuchar todos estos estatutos, dirán:`Ciertamente esta gran nación es un pueblo sabio e inteligente.’ 7 “Porque, ¿qué nación grande hay que tenga un dios tan cerca de ella como está el SEÑOR nuestro Dios siempre que Lo invocamos? 8 “¿O qué nación grande hay que tenga estatutos y decretos tan justos como toda esta ley que hoy pongo delante de ustedes?

La ley natural es un mito. La ley es la revelación de Dios sea por revelación especial o por revelación general, es revelación de Dios. Su ley es vinculante para todas las naciones. Romanos 1:32 Ellos, aunque conocen el decreto de Dios que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también dan su aprobación a los que las practican Romanos 2:14-16 14Porque cuando los Gentiles, que no tienen la Ley, cumplen por instinto (hacen por naturaleza) los dictados de la Ley, ellos, no teniendo la Ley, son una ley para sí mismos. 15 Porque muestran la obra de la Ley escrita en sus corazones, su conciencia dando testimonio, y sus pensamientos acusándolos unas veces y otras defendiéndolos,16 el día en que, según mi evangelio, Dios juzgará los secretos de los hombres mediante Cristo Jesús.

Los hombres impíos y malos será juzgados por Dios: Judas 14,15 De éstos también profetizó Enoc, en la séptima generación desde Adán, diciendo:“El Señor vino con muchos millares de Sus santos, 15 para ejecutar juicio sobre todos, y para condenar a todos los impíos de todas sus obras de impiedad, que han hecho impíamente, y de todas las cosas ofensivas (duras) que pecadores impíos dijeron contra El.” Dios determinó el fin de Sodoma y Gomorra previo a la ley pues los hombres conocían el “decreto eterno de Dios” fue escrito por el hacedor en sus conciencia. También condenó a la destrucción las ciudades de Sodoma y Gomorra, reduciéndolas a cenizas, poniéndolas de ejemplo para los que habrían de vivir impíamente después. (2Pe 2:6) Véase Génesis 19

Dios aplicó la ley de expulsión de la tierra de pueblos especialmente malos sean gentiles o sean Israelitas. Comparan Levítico 18:24-27 con Deuteronomio 30:17-18. La tierra misma gime y literalmente vomita sus habitantes de la tierra.

La ley de Dios y su decreto eterno es vinculante al hombre en todo momento y todo tiempo. Ahora más, no menos! “Toda autoridad me es dada en el cielo y la tierra por tanto id y haced discípulos de panta ta ethne.

1Lex Antichristi significa la ley que surge de la religión pagana. Lex mahumetanafue utilizada para referirse a la ley y religión Mahomatana. Toda ley es en su fondo religioso y es así de manera ineludible. Thomas Schirrmacher, “Lex (Law) As Another Word for Religion: A lesson from the Middle Ages”. Tomado en pdf de www.contra-mundum.org

2Friedrich Heer, The Intellectual History of Europe, 1966. Citado en Rushdoony Institutos de la ley bíblica página 1.

3Rousas John Rushdoony, The Institutes of Biblical Law (P & R Publishing, 1973). Existe traducción al español busca en múltiples lugares en la web.

4H. B. Clark, Biblical Law: Being a Text of the Statutes, Ordinances, and Judgments Established in the Holy Bible–With Many Allusions to Secular Laws?: Ancient, Medieval and Mod (Lawbook Exchange Ltd, 2000).

5Frederic Bastiat, La Ley, trans. Jon Rouco, n.d.

6“La Institución de la Ley Bíblica, Tomo 1 – Autor: Rousas Rushdoony,” Tienda_ReconstruccionCristiana.Org (blog), July 27, 2018, https://tienda.reconstruccioncristiana.org/2018/07/27/la-institucion-de-la-ley-biblica-tomo-1-autor-rousas-rushdoony/.

7Tengo que dar reconocimiento a mi padre en este entendimiento a Rousas John Rushdoony a tantos de sus maravillos libros, escritos y audios que he estudiado por años. Soy su discípulo y lo digo ORGULLOSAMENTE! Así es tómelo me querido amigo.

8Joseph Boot, The Mission of God: A Manifesto of Hope for Society, Second edition (Ezra Press, 2016).

Los tres tomos de la Institución  de la Ley Bíblica por Rousas John Rushdoony son fundamentales para entender el uso legítimo  neo-testamentario de la ley de Dios.  Esta doctrina es totalmente en harmonía con  el Evangelio Neotestamentario. Véase por ejemplo:

Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; 9 sabiendo esto, que la ley no es puesta para el justo, sino para los injustos y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los malos y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, 10 para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cualquier otra cosa que sea contraria a la sana doctrina; 11 según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado. Nota que Pablo dice que la ley es BUENA, y que existe uno uso bueno LEGÍTIMA DE LA LEY BÍBLICA.  El enfoque de este pasaje está en la ley moral de Dios.

En esta página ofrecemos para nuestros lectores el tomo uno en línea.

 

La Institucion de la Ley Biblica, Tomo 1 by Chalcedon Foundation on Scribd

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe las noticias e informaciones frescas y actualizaciones importantes.

Éxito, estas suscrito a nuestro boletín Ta Panta Informa

Share This